Isabelle Barois

Colaborando con el INECOL 1980-1987, incorporada al INECOL noviembre 1987.

En el INECOL desde 1979 tuve encuentros con las personas que ahí trabajaban que me permitieron y apoyaron para llegar a donde estoy tanto profesionalmente como personalmente y de los cuales estoy muy agradecida: el Dr. Pedro Reyes y Marilu Castillo su asistente, me dieron clases de invertebrados en la UAMI. En 1980 Alicia Chacalo y yo hicimos una tesina de Licenciatura conjunta y Griselda Benítez fue nuestra directora. Griselda fue quien me presentó a Patrick Lavelle cuando trabajaba en el INECOL en 1981 y rápidamente Patrick me propuso un tema de tesis de doctorado y empecé a trabajar con lombrices y a hacer muestreos de fauna de suelo en Laguna Verde. Durante el doctorado aunque no estaba oficialmente en INECOL tuve siempre su apoyo para ir a muestrear a Laguna Verde o usar sus instalaciones si se requería. Con Carlos Fragoso durante esos años nos apoyamos, el en mis estancias en México y yo en sus estancias en Francia. Cuando termine el Doctorado Carlos y Pedro me invitaron a que me integrara al INECOL lo cual acepté en nov 1987 y me integré al proyecto Tamaulipas. En nov 1988 regresando de la Reserva del Cielo nos informaron que el Instituto se mudaría en 1989 a Xalapa y yo la verdad pensé que eso no sucedería, pero efectivamente en abril de 1989 todos los que estábamos en Chapultepec nos mudamos a Xalapa… Y para mí ese cambio de ciudad resulto bueno: tuvimos mejores instalaciones que en México y nuevos colegas, lo que en conjunto nos abrió nuevos horizontes, además de descubrir una nueva ciudad de la cual no conocía nada y en la que muy pronto me sentí a gusto. Actualmente nos encontramos en una nueva etapa, similar a aquella otra en donde el INECOL está creciendo y se están dando encuentros con nuevos colegas con quienes espero sean igualmente positivos como los que tuve anteriormente.

 

Griselda Benítez Badillo

Desde 1978.

Una mañana de 1978 llegué al Herbario de la Escuela nacional de Ciencias Biológicas del IPN donde hacia mi tesis de licenciatura y me encontré ¡ante mi sorpresa! a mi amigo Jorge López-Portillo, también de la UNAM como yo, consultando unas plantas de Tabasco. Después de conversar me dijo que trabajaba en un Instituto de lo más chido! y que había trabajo para un botánico, que si no quería ir a ver de qué se trataba. El hecho de ser estudiante del Dr. Jerzy Rzedowski me abrió las puertas del Instituto de Ecología. Así empecé esta aventura, por lo que estoy muy agradecida con el Dr. Gonzalo Halffter quien me dio la oportunidad de trabajar en el INECOL. En esa época tuve la ocasión de colaborar con el Dr. Eduardo Rapoport un hombre lleno de magia e historias increíbles, para él mi admiración. En el Instituto de Ecología me he formado, aprendido, compartido sucesos increíbles, gustos, tristezas, junto a mi compañero, primero de clases y ahora de vida, Miguel Equihua, y con la compañía de mis amigos y amigas que me han apoyado desde un principio y continúan haciéndolo. ¿Qué ha significado estar en el INECOL? Una vida de vivencias!!!

 

Raymundo Dávalos Sotelo

Antigüedad 24 años. 

La actividad principal que he realizado en mi trabajo profesional ha sido el estudio de la ciencia y tecnología de los productos forestales, particularmente en sus aplicaciones en bienes de consumo (construcción, mobiliario, etc.). He formado parte de un grupo muy cohesionado y participativo, lo que nos ha permitido alcanzar el reconocimiento como el grupo de investigadores y técnicos más reconocido en dicho campo a nivel nacional. Entre los trabajos más relevantes de este grupo, aparte de artículos científicos, puedo citar el desarrollo de normas, reglamentos y manuales para construcción con madera y la creación de un Laboratorio de Pruebas para la madera y otros materiales ligno-celulósicos, que se mantiene como el único acreditado en el país ante las instancias responsables de coordinar estos aspectos (entidad mexicana de acreditación, a.c.). Colaboro en docencia, capacitación y actualización de personal técnico, estudiantes y profesionales a distintos niveles en toda la República Mexicana y en Centroamérica. Participo en organizaciones no lucrativas que promueven un uso sustentable de la madera y otros productos forestales, así como en organizaciones de profesionales que promueven la práctica técnicamente responsable, ética y sustentable de la ingeniería civil, la cual es mi profesión. He sido por 20 años el Editor de la revista más importante de México sobre temas forestales y de productos forestales y de las principales en Iberoamérica: Madera y Bosques. En los últimos años, con técnicos de la Red de Ambiente y Sustentabilidad también he participado en proyectos enfocados a valorar los servicios ambientales de los bosques del país y sobre el efecto del cambio climático en las masas forestales de Veracruz y la región del Golfo de México.

 

Bianca Delfosse

Coordinadora, Apoyo a la Investigación (1993-2000) 

Biblioteca ~ Publicaciones y Difusión ~ Informática ~ Relaciones Públicas ~ LaViDa 

Bien recuerdo, llegando al Instituto en 1993, lo maravillada y privilegiada que me sentí de estar trabajando en un lugar único en el mundo, pues tenía más de 100 ecólogos trabajando diversas líneas de investigación a lo largo y ancho del país. El entorno era precioso; más bonito todavía por la atmósfera de genuina cordialidad y dedicación que fomentaban mi jefe, el Dr. Sergio Guevara Sada, Director General, 1993-2002, el Lic. Carlos Leal, Director de Administración, y la C.P. Magdalena Baizabal, nuestra Auditora Interna. Y qué bueno porque hacía mucho más ameno el exigente trabajo que hacíamos en la Coordinación para que los investigadores se pudieran dedicar a lo sustantivo: la investigación y la docencia. En aquellos días nuestros proyectos se consideraban grandes: el desarrollo informático institucional (de 9 computadoras en 1993, a más de 300 con la infraestructura de la red en el 2000), el Programa Editorial con el Dr. Gonzalo Halffter, Fundador del INECOL, para la publicación de muchos libros bien bellos, apoyar en la conectividad y equipamiento del nuevo Posgrado a cargo de la Dra. Patricia Moreno Casasola, realizar la primera remodelación de la Biblioteca (¡adiós alfombra!), y crear el Laboratorio de Visualización de Datos, por mencionar algunos. El gasto público en esta época se definía por la inauguración del término austeridad, pero yo tenía un jefe con visión y un equipo de trabajo estupendo, así que los logros eran motivo de gran satisfacción. Austeridad financiera había, pero también una abundancia de espíritu y de compañerismo. 

Muchas felicidades al INECOL y a todos sus integrantes.

 

Federico Escobar Sarria

Llegué al Inecol por iniciativa de Gonzalo Halffter. Lo conocí en 1997 en una reunión académica en el Instituto de Ecología, A. C. En esa época estaba interesado en iniciar estudios de posgrado. Después de mi presentación en aquella reunión me dijo: “Por qué no se viene Usted a estudiar al posgrado del Inecol”. Y así fue. 

En 1999 fui aceptado en el programa de Ecología y Manejo de Recursos Naturales y mi sensación después de 15 años sigue siendo la misma: valió la pena. Valió la pena porque he sido feliz. En el Inecol me formé. En el Inecol descubrí sobre la importancia de las ideas y de debatir sobre ellas. Aprendí sobre el quehacer científico y sobre la manera de proceder en ciencia. Pero lo más importante han sido los amigos que hoy tengo en el Inecol y en México. 

Mi trabajo de tesis fue dirigido por G Halffter. Quién nunca me impuso sus ideas. Algo que agradezco mucho. Por esta razón creo que hemos tenido una larga y fructífera relación de trabajo. También durante estos años recibí la amistad de Violeta Halffter. Por eso puede decir que parte de la razón por la cual estoy en Inecol, también se la debo a ella. 

Me gradué como Doctor del Inecol y me fui un año fuera de México. A mi regreso de Sur África en 2007, me incorporé como Investigador del Inecol vinculado a un proyecto de investigación, tuve mi primer contrato laboral como investigador. Finalmente, después de casi dos años fui contratado como Investigador Titular. 

Desde mi vinculación trabajo cada día para transmitir una idea que para mí es fundamental en la vida: “If you do not change direction, you may end up where you are heading”. Por eso vale pena transformarse, renacer para seguir siendo el Instituto de Ecología, A.C., que 40 años no es nada y que esto apenas comienza.

 

Mario Favila

Si la pregunta es que significó para mí entrar al Instituto, lo puedo resumir en encontrar un ambiente intelectual apropiado en donde hacer buena ciencia. Además de contar con la infraestructura necesaria para desarrollar mi investigación. Desde sus inicios en el Instituto era común encontrar investigadores de muchas partes del mundo, lo que a los jóvenes de entonces nos ofrecía la oportunidad de interaccionar con especialistas de diferentes culturas, eso fue muy enriquecedor. Por otra parte, se nos daba a los jóvenes un lugar en donde pensar tranquilamente. Ahí, en esos inicios, encontré un clima intelectual que influyó en mi formación como investigador, en excelentes condiciones, que difícilmente podría encontrar en otras instituciones de educación superior de México. En esos tiempos se empezaban a crea los Centros CONACYT, había pocos lugares en donde dedicarse de tiempo completo a la investigación científica.

 

Héctor Gadsden Esparza

En 1987 ingresé al INECOL, tengo 27 años de antigüedad. Me formé académicamente en la Facultad de Ciencias-UNAM y en 1988 terminé mi tesis doctoral. En 1976 participé en una expedición apoyada por la UNAM al Río Amazonas y a las Islas Galápagos. También fui profesor en la UNAM (1976-1988) y en la UAM (1979-1988). En 1987 finalicé en la UAM una maestría en Filosofía de la Ciencias. En 1988 inicié en Mapimí estudios de ensambles de lagartijas. Siempre me he sentido afortunado de pertenecer al INECOL, en donde he trabajado con plena libertad, acotada por su misión y visión institucional. En 1996 amplié mi área geográfica de estudio a la Comarca Lagunera al descubrir que esa zona tiene el mayor número de especies endémicas de lagartijas del norte de México. En ese año hice contacto con Biólogos de la UJED para estudiar la herpetofauna de esa zona. En 1999 me establecí en Chihuahua donde fui director del Centro Regional-INECOL (1999-2003), aquí un grupo académico se abocó al estudio de la sequía. En 2006 colaboramos con la Universidad de California para analizar planes de conservación de médanos. En ese año inicié otra colaboración con herpetólogos de la UACJ-Ciudad Juárez para estudiar ecología poblacional y termorregulación de lagartijas. Desde 2008 se colabora con un grupo de investigadores encabezados por Barry Sinervo (Universidad de California) para estudiar los efectos del calentamiento global sobre las lagartijas; publicándose en 2010 un artículo en Science donde se expuso el mecanismo que determina su extinción. Este tema lo seguimos explorando actualmente en tortugas. Digo con certeza que es un privilegio ser integrante del INECOL, el cual está orientado a escudriñar la complejidad de los seres vivos que habitan en México.

 

Sonia Antonieta Gallina Tessaro

Tiempo en la Institución: 40 AÑOS (DESDE MARZO DEL 1975 A LA FECHA) 

El INECOL ha sido la institución donde he realizado mi trayectoria académica, me ha permitido un constante aprendizaje y dado la oportunidad de conocer muchas personas en México y el extranjero que me han enriquecido en muchos aspectos. He tenido la libertad de hacer lo que me gusta sobre todo en el trabajo de campo, donde he convivido con personas maravillosas y admirables como los residentes de las estaciones de campo de las Reservas de la Biosfera La Michilía: Don Federico Alvarado y su esposa Luz, y en Mapimí: Quico (Francisco Herrera) y su esposa Tina (Agustina Rojas), y todos los miembros de su familia. Debo un agradecimiento a la comunidad con la que he convivido por tantos años, y sobre todo agradezco al Dr. Halffter el habernos abierto las puertas cuando iniciaba este Instituto y creer en uno, a pesar de nuestra juventud, con esa visión que lo caracteriza, transmitiéndonos el disfrute de hacer ciencia. Yo he procurado también transmitir esto mismo a los estudiantes que he tenido la fortuna de dirigir, y que me han brindado muchas satisfacciones al verlos realizados como investigadores y colegas en otros centros de investigación y universidades estatales, a su vez promoviendo la creación de posgrados y dirigiendo jóvenes estudiantes.

 

Alberto González Romero

35 años en el INECOL

Desde que conocí al Instituto de Ecología, A.C. gracias a Sonia Gallina a quien acompañaba siempre que podía a su trabajo de campo a la “Michilía” y a las invitaciones del Dr. Gonzalo Halffter a colaborar con ellos en trabajos de impacto ambiental, fui conociendo al Instituto y visualizándolo como una mejor opción para trabajar. 

Un día recibí una invitación del Dr. Halffter para platicar y en esa reunión él me dijo “Alberto, entonces que, se viene a trabajar con nosotros”, a lo que sin pensarlo le dije que sí, que cuando empezaba. 

A pesar que me sentía satisfecho y útil con lo que hacía, la posibilidad de trabajar en el INECOL me sedujo y sin más, renuncié a la Campaña Contra Roedores en donde además de colaborar seis años recorrí todo México y aprendí mucho sobre los roedores, las instituciones oficiales y las necesidades del campo, y comencé una nueva aventura con el Instituto de Ecología, A.C. Oficialmente comencé a trabajar el INECOL a partir del 01 de mayo de 1980, fecha a partir de la cual para mí el Instituto de Ecología ha sido el lugar ideal para trabajar y desarrollarme profesionalmente, el Instituto se volvió mi casa y mi razón de ser dentro de la ciencia, me ha dado la oportunidad de hacer lo que realmente me gusta hacer, en él, he conocido a las personas que más han influido no solo en mi carrera sino en mi vida y a pesar de que veo con nostalgia lo que era el INECOL antaño, a la vista de los cambios a los que las nuevas políticas de la ciencia nos han orillado, creo que el Instituto de Ecología, A.C. sigue siendo un sitio ideal para trabajar, por su historia, su ubicación y las personas que en el trabajan. Siempre estaré agradecido al Dr. Gonzalo Halffter por haberme invitado a ser parte de esta magnífica institución con la que he compartido los mejores años de mi vida.

 

Gastón Guzmán

Me han solicitado que escriba qué ha significado el Instituto de Ecología en mi vida académica. Difícil de expresarlo en pocas líneas dada la dinámica que llevo desde 1989, cuando ingresé por la invitación del Dr. Pedro Reyes Castillo, Director en aquél entonces. Han sido 26 años de ardua dedicación a mi especialidad, los hongos (su taxonomía, su ecología y su distribución a nivel mundial). Mi estancia aquí fue después de laborar seis años en el Instituto Nacional de Investigaciones sobre Recursos Bióticos (INIREB), a donde había llegado procedente de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del IPN, mi alma mater, después de trabajar en ella 26 años. El cambio del IPN al INIREB fue un respiro en mi vida académica, gracias a la invitación del Director del mismo, Dr. Arturo Gómez Pompa y debido, desafortunadamente, a las malas condiciones de la investigación que había en el IPN. Mi paso del INIREB a nuestro Instituto se debió al cierre oficial de aquél. Cambios malos y positivos, desgastes, pero continuaremos en el Instituto de Ecología, por encontrar aquí el ambiente para mis investigaciones. Aunque también con subidas y bajadas, que lo hacen a uno desgastarse en trámites y quitarles un tiempo valioso a los trabajos de investigación. Mi ambiente de trabajo ahora, aunque no el ideal, es suficiente para que continúe hasta el final, ya que difícil sería dejar la Colección de Hongos, la Biblioteca especializada que tenemos y el entusiasmo de mis colaboradores. Además la satisfacción de laborar con varios de mis discípulos del IPN y de la Universidad Veracruzana. Sigamos adelante, defendiendo nuestro hábitat.

 

Gabriela Heredia Abarca

Ingreso: 01/03/1989 

Trabajar en el Instituto de Ecología A.C. ha sido una grata experiencia para mi vida profesional y personal. El ambiente natural, lleno de verdor y aire puro, que rodean sus instalaciones, junto con el afable ambiente humano de sus integrantes, han hecho de mis numerosas jornadas laborales, durante ya más de 25 años!, un quehacer llevadero e incluso disfrutable. Siempre estaré en deuda con todas las administraciones del INECOL por haberme dado la oportunidad para incursionar en la apasionante carrera de la investigación científica. Durante todo este tiempo he tenido la fortuna de conocer a una gran parte del personal de todas las áreas de nuestro centro. Con muchos de ellos he tenido el gusto de compartir momentos de hilaridad, como fueron aquellos partidos de volibol y las legendarias y divertidas obras de teatro. Sin embargo, también he compartido momentos difíciles, de desazón y tristeza, que nos fraternizaron ante la penosa partida de entrañables compañeros y amigos que han dejado un gran vacío no solo en el INECOL sino también en la Ciencia y en quienes tuvimos la fortuna de convivir con ellos. 

Me siento oprivilegiada por pertenecer a la gran familia del INECOL y hago votos para que cada uno de los integrantes de esta familia, continúe entretejiendo las hebras de un gran manto que cubra al INECOL de larga vida y gloria, en pro del conocimiento científico y del beneficio de nuestro país.

 

Arturo Hernández Huerta

Tiempo de estar en el INECOL: 27 años, de 1988 a la fecha 

Para mí, pertenecer al INECOL ha significado tener la oportunidad de contribuir en la conservación de la biodiversidad de nuestro país, desde varias perspectivas. Como parte de la institución pionera en el establecimiento de las primeras Reservas de la Biosfera en México y en Latinoamérica, he tenido ocasión de colaborar en la mejora del conocimiento biológico de varias de las áreas de conservación más relevantes de México. Me llena de satisfacción y orgullo haber compartido el entusiasmo, la dedicación y la entrega del núcleo fundador del INECOL, cuyos integrantes, superando muchas veces las restricciones materiales y presupuestales, lograron posicionar al INECOL como una de las instituciones más respetables en el ámbito de la conservación a nivel nacional e internacional; un reconocimiento social muy difícil de lograr. Trabajar en la Reservas de la Biosfera y con las comunidades locales sobre el manejo y conservación de los recursos naturales ha significado un gran reto, pues implica dar significado al concepto de desarrollo sustentable integrando saberes provenientes de varios campos del conocimiento. En el INECOL he podido conocer y trabajar con personas comprometidas en lograr que su quehacer profesional ayude a mejorar la calidad de vida de los mexicanos, impulsando el uso y la transferencia de conocimiento ecológico para la atención de los problemas ambientales del país y apoyando los procesos de formación ambiental de los ciudadanos, en especial de los más jóvenes.

 

Luz María del Carmen Huerta Crespo

Para mí, el INECOL, aparte de “una locura”, ha significado una oportunidad. “Una locura” porque cuando el Dr. Halffter me invitó a colaborar para realizar este su sueño, yo era como él decía “una mocosa” igual de soñadora que él. Y solamente a una “mocosa soñadora y no tan cuerda” se le pudo ocurrir aceptar el participar en la fundación de este nuestro querido INECOL. No fui la única, también otras “mocosas soñadoras”, mis amigas y compañeras de generación, egresadas de la E.N.C.B. del Politécnico: Sabina Gómez Murga, Gema Quintero Gaona y Sofía Anduaga Acosta ingresaron al INECOL. Fue una oportunidad de desarrollo profesional, de conocer mi país, de trabajar en proyectos de investigación con mi maestro y colegas del INECOL. Oportunidad de aprender al lado de diferentes especialistas. Agradezco las enseñanzas y paciencia del Dr. Pedro Reyes-Castillo, mi gran maestro en el campo; del Dr. David Edmonds con quien pasé largas horas en campo y en laboratorio; del Dr. Mario Zunino, con quien aprendí “vida, milagros y un poco de taxonomía” del género Onthophagus, de la Dra. Imelda Martínez aprendí todo lo que sé sobre fisiología de la reproducción en escarabajos. Sin darme cuenta, con mis logros y aprendizajes, realicé mis estudios de Maestría y Doctorado. Durante cuarenta años, trabajar en el INECOL me ha permitido tener logros muy importantes en mi carrera científica y en mis investigaciones sobre comportamiento reproductor de los escarabajos coprófagos y alcanzar un reconocimiento nacional e internacional. Uno de mis logros más importantes es haber tenido la oportunidad de hacer una estancia en Corea del Sur, asesorando la cría y repoblamiento de dos especies nativas de escarabajos coprófagos. Hoy, trabajar en el INECOL me está abriendo nuevos caminos y retos.

 

Maite Lascurain Rangel

21 años de antigüedad 

El Inecol es uno de los pilares de mi vida, es un medio para contribuir a cambiar y hacer las cosas de otra manera, es un camino de expresión profesional. No lo veo como un sitio de trabajo, sino a manera de un espacio de superación, servicio y disfrute. 

Sus fundadores son inspiración y fortaleza para el presente y el futuro, así como toda la gente que ha intervenido en diferentes momentos en la vida del Inecol para conseguir el bien común. Llegarán otros que se sumarán y moverán nuevos cauces del río de la diversidad de visiones en este vertiginoso mundo cambiante, con el deseo de navegar en un entorno de tolerancia, creatividad y compromiso en todo momento. 

Desde su fundación el Inecol se ha transformado radicalmente. Está inmerso en un movimiento pujante que no se puede detener, debido al impulso visible de su comunidad en muy diversos ámbitos de interacción científica, social, cultural y económica a nivel regional, nacional e internacional. No hay duda que todavía existen grandes retos y obstáculos que debemos hacer frente y responder como institución académica y ciudadana unida. 

Ingresé al Inecol a través del Jardín Botánico Clavijero donde obtuve conocimientos y experiencias muy valiosas. La plataforma de vinculación, infraestructura y las personas que conforman el Inecol han hecho posible que desde hace varios años pueda ocuparme de diversos aspectos de la conservación y aprovechamiento de los productos forestales no maderables.

 

Robert H. Manson

(1999 al presente) 

Lo que me impresionó del INECOL desde que empezé a trabajar en él desde hace 16 años como un post-doc, es lo mismo que ahora: su compromiso de enfrentar los principales retos ambientales del país. Desde estudios de impacto ambientales y ordenamientos territoriales, a programos de manejo, UMAs y la creación de nuevos ANP’s, el INECOL ha sido y sigue siendo un lider a nivel nacional y me hace orgulloso ser parte de este esfuerzo. Mezclado con ésto hay un rico ambiente académico con colegas que siempre cuestiona los padigmas disciplinarios y enfoques uni-dimensionales, dentro y fuera de la institución. También me gusta la buena mezcla de la ciencia básica con la aplicada y la libertad de cátedra que permite a cada investigador ocupar su nicho profesional preferido. Es en este contexto que he sido afortunado al desarrollarme como ecólogo profesional con cambios radicales en mis lineas de investigación, empezando con estudios planta-animal y luego dedicandome al fomento de sistemas agroforestales y la cuantificación y valoración de servicios ecosistémicos, siempre con el apoyo de mis colegas y adminstración. Agregando a esto la belleza del paisaje y los multiples estimulos culturales y culinarios del centro del estado de Veracruz, la verdad es que no podria imaginar un mejor lugar para establecer raíces profesionales y personales.

 

Marisa Martínez

La primera vez que entré en el Instituto de Ecología A.C. fue cuando la sede estaba recién mudada desde el museo de Historia Natural hacia Xalapa, en 1988. Todo me pareció fantástico: el camino sinuoso que llevaba hacia sus instalaciones, el bosque casi impenetrable, la densa neblina que lo rodeaba, las lluvias torrenciales del verano. Además del entorno, se respiraba un aire de cordialidad y amabilidad entre el personal; las actividades del INECOL me parecían muy interesantes y atractivas. Estas primeras visitas al INECOL fueron un parteaguas en mi vida, porque, aunque aún no terminaba mi tesis de licenciatura, ya se había cristalizado en mí el deseo de trabajar ahí. Años después, en 1995, tuve la fortuna de ver concretado mi sueño, y empecé a trabajar en el INECOL como Investigador Asociado C. Recuerdo cuando el entonces Director General, Sergio Guevara, me llamó para informarme que se había autorizado mi repatriación en el INECOL. Literalmente ¡brincaba de felicidad! Prontamente me mudé a Xalapa y empecé mi vida como investigadora del INECOL. 

Ya en el INECOL, inmediatamente me sentí como en casa: estaba con antiguos amigos de la UNAM que habían llegado antes que yo, y conocí a muchos otros con quienes trabé amistad rápidamente. Fue así que me convertí en un integrante más de la familia del INECOL. El cálido recibimiento de todos fue maravilloso y me permitió iniciar mi vida como investigadora con una gran alegría. Parece mentira, pero ya han pasado 20 años desde que empecé mi vida xalapeña, los cuales han transcurrido a la velocidad del rayo. En estos años he tenido maravillosas experiencias: cursos de campo donde aprendí mucho sobre el trabajo de los amigos y colegas, la docencia en el posgrado, los proyectos de investigación. Como en cualquier familia, hemos compartido risas, alegrías, enojos, tristezas e incluso frustraciones, haciendo la vida divertida e interesante. Además, la cercanía con mi zona de trabajo (las costas) me permitió realizar numerosas salidas a lo largo de los años, e incluso, participé en proyectos en la montaña donde hemos explorado y estudiado el funcionamiento de los bosques ribereños que se encuentran en los alrededores de Xalapa. Veinte años después sigo convencida de que el INECOL es una gran institución y con una interesantísima y emocionante trayectoria. Me da gusto haber sido parte del INECOL durante la segunda mitad de su existencia.

 

Gerardo Mata Montes de Oca

26 años de antigüedad

El Inecol ha sido el campo fértil que me ha permitido adentrarme en el mágico mundo de los hongos. Alentado por mi Maestro, el Dr. Gastón Guzmán, para impulsar el cultivo de hongos comestibles en nuestro país, el Inecol me brindó herramientas y materiales para desarrollar mis ideas con enorme respeto a la libertad de cátedra. Tuve la oportunidad de terminar mi formación académica en el extranjero, en esos momentos el soporte institucional fue fundamental, autoridades académicas y administrativas me hicieron sentir siempre que no estaba solo. El Inecol me ofreció la oportunidad de ocupar los cargos de Jefe del Departamento Hongos y de Secretario Técnico trabajando junto a tres de nuestros directores, los Drs. S. Guevara, D. Piñero y M. Equihua. En este importante período de mi vida académica, pude interactuar con todas las áreas de la Institución, sobre todo, trabajé muy de cerca con los miembros de la administración, estaciones de campo, jardín botánico y colecciones biológicas. Me percaté del enorme talento y riqueza que existe en nuestro personal, del esfuerzo que cada quién pone en beneficio de la Institución. Después de 26 años de estudiar a los hongos, esas enigmáticas criaturas que se desarrollan felizmente en la humedad de mi natal Xalapa, siento que el Inecol ha sido generoso conmigo. Se me ha permitido crecer y desarrollarme como profesionista, viajar y aprender del trabajo de otros colegas en distintas latitudes del mundo y formar alumnos que a su vez generan ya sus propias experiencias fúngicas. Pero sobre todo, el Inecol me ha dado la oportunidad de tener amigos que en la diaria convivencia se muestran a toda prueba. El Inecol es la suma de la fuerza de todos nosotros, de todos los que nos sentimos parte de él y lo vivimos a diario. ¡Larga vida al Inecol!

 

Susana Maza Villalobos Méndez

Antigüedad Siete meses 

Soy una de los siete investigadores Cátedras-CONACyT incorporadas al INECOL en el 2014, y la primera y única cátedra- CONACyT en el Centro Regional del Bajío, Pátzcuaro, en donde me siento muy afortunada por compartir espacio con grandes investigadores como los Drs. Rzedowski. . A pesar de tener muy poco tiempo laborando en el INECOL, me siento parte de esta gran institución, la cual me ha acogido con mucho cariño, respeto y apoyo. Por años he trabajado con bosques tropicales, pero ahora en el INECOL tengo el reto de estudiar las zonas alpinas de México.

 

Leticia Montoya Bello

Antigüedad 27 años 

Mi ingreso a la institución se remonta al último año del INECOL en el Bosque de Chapultepec. Me considero afortunada porque conocí al núcleo fundador de la institución en plena actividad, mi impresión del momento fue: “de una institución con una alta productividad, con lo básico y con un pequeño grupo de trabajo”. Viví el momento en que se dio la noticia de que estaba por llegar una nueva era para el instituto, el traslado a Xalapa. Fui testigo de las preocupaciones del grupo por dejar su ciudad y emprender la aventura, poco a poco he visto como también se convirtieron en xalapeños y cómo se han ido incorporando nuevas generaciones hasta llegar a lo que es hoy el INECOL, un equipo grande con muchos retos. Aunque éstos siempre han sido grandes, recuerdo los planes de desarrollo institucionales, en los que nos proyectábamos a los próximos años, consolidando grupos de 

investigación, primero los Proyectos, luego los Departamentos y ahora las Redes, y en cada momento el desarrollo académico del personal, así como la incorporación de nuevas generaciones se fueron sumando a fortalecer cada vez más a los grupos de investigación. Disfrutamos actualmente de una infraestructura que hace 25 años tal vez era inimaginable 

pero que ha sido una consecuencia del desarrollo de la institución, de la inquietud por ampliar líneas de investigación, desde aquella pequeña sede en Chapultepec hasta el INECOL de hoy día. Me siento afortunada de haberme formado aquí, de desarrollar mi trabajo en una casa preocupada por la naturaleza, instalada al lado de espacios naturales que incluyen un grandioso Jardín y un bosque. Me enorgullece ser parte del equipo, ser compañera de los que están y de los que se han ido, que más se puede pedir.

 

Rodolfo Novelo Gutiérrez

Estar en el INECOL desde hace 26 años ha significado para mí la oportunidad de desarrollar una línea exitosa de investigación y de ampliar mis objetivos y metas como investigador. También, la oportunidad de formar parte de una comunidad pujante y comprometida con la ciencia en México, así como establecer nexos y relaciones con colegas del extranjero que han ampliado mis horizontes. Asimismo, conocer innumerables sitios recónditos de México y otros países que sólo el trabajo de campo nos brinda. 

Por otra parte, establecer relaciones duraderas de trabajo y amistad con colegas y alumnos. 

Finalmente y no menos importante, me ha brindado un sustento para poder criar una familia y darles carrera a mis hijos.

 

Eugenia Judith Olguín Palacios

El INECOL ha sido mi lugar de trabajo desde hace 26 años. Este tiempo y este espacio han significado mucho para mi desarrollo académico y personal desde que el Dr. Pedro Castillo Reyes me abrió las puertas de esta Institución. Una vez ya instalados en Xalapa y gracias al apoyo del Dr. Gonzalo Halffter, tuve la gran oportunidad de iniciar el Departamento de Biotecnología Ambiental. Este grupo nos ha permitido desarrollar varias líneas de investigación en las que hemos buscado como coadyuvar a la conservación del ambiente y al manejo de recursos naturales mediante el desarrollo de Biotecnologías Ambientalmente Pertinentes. A lo largo de todos estos años, el INECOL me ha permitido ayudar a la formación de recursos humanos y así se han abierto las puertas de nuestro grupo a más de 150 estudiantes provenientes de muchos estados de la República para realizar servicio social o tesis de diferente nivel. También se han recibido estudiantes de varios países latinoamericanos y europeos tanto en Cursos de Posgrado como en estancias de varios meses. En resumen, el INECOL ha sido la institución que me ha permitido crecer y ayudado a crecer a muchas otras personas. Agradezco mucho el apoyo que he recibido de múltiples colaboradores y de personal administrativo a lo largo de todos estos años de continua lucha y crecimiento personal. También agradezco a mis colegas biólogos que me han dado la oportunidad de interactuar en sus proyectos de investigación y así ampliar el horizonte de mis actividades académicas en campos distintos a la biotecnología.

 

Alfredo Ortega Rubio

Desde muy joven, trabajé como investigador del Instituto de Ecología, A.C., del 1o. de enero de 1981 al 31 de julio de 1986. En ese periodo laboré bajo la Égida del Dr. Gonzalo Halffter en las 2 primeras reservas de la biosfera de México: la Reserva de la Biosfera de Mapimí y la Reserva de la Biosfera de la Michilía. Asimismo, en ese periodo tuve la oportunidad de convivir profesionalmente con gran cantidad de investigadoras e investigadores, tanto nacionales como extranjeros cuyo objetivo central eran las Reservas de La Biosfera. En este periodo tuve la oportunidad de ser Responsable Interino de la Reserva de la Biosfera de la Michilía. 

A partir de 1°de agosto de 1986 me fui a radicar a Baja California Sur, donde el porcentaje de Áreas Naturales Protegidas antes de mi llegada a este Estado era del 0 %. Indudablemente y gracias en buena parte a la experiencia de vida, tanto profesional como personal que significó para mí laborar en el INECOL, fue posible que pudiera liderar una espléndida campaña de Comunicación Social que incluyó, de 1986 a 1994, la generación de 5 libros, 10 folletos, dos videos, una obra de teatro, así como una persistente labor de gestión haciendo lobbyng con los sucesivos Gobernadores del Estado y los Secretarios de SEDUE (que originalmente llevaba las cuestiones ambientales), posteriormente con SEDESOL, más recientemente con SEMARNAP y actualmente con SEMARNAT y la CONANP. 

En buena parte debido a estos esfuerzos, que indudablemente tuvieron su génesis en la experiencia adquirida en el INECOL, es que actualmente Baja California Sur es el Estado de México con el mayor porcentaje de Áreas Naturales Protegidas: 43 % de su territorio son ANPs, incluyendo desde luego las Reservas de la Biosfera del Desierto del Vizcaíno y de la Sierra La Laguna.

 

Víctor Manuel Reyes Gómez

Antigüedad: 23 años

Después de mi ingreso y hasta el año 1998, se me contrató como Investigador Asociado, para que fungiera como contraparte de los proyectos de investigación sobre hidrología y suelos salinos desarrollados por un grupo de investigadores franceses del IRD (Ex-ORSTOM). Durante el periodo 1996-1998, tuve la oportunidad de comenzar a colaborar en investigación sobre aspectos de clima, agua, suelo y vegetación principalmente, con otros colegas del INECOL en el proyecto “Estudio de los efectos de herbivoría sobre la estructura de dos comunidades del desierto Chihuahuense”. Después de realizar estudios de doctorado (finales del 2002), tuve la oportunidad de seguir colaborando con los colegas del INECOL, como responsable de la temática de agua, clima y suelo (ecohidrológia) en el sitio LTER-Mapimi. Al mismo tiempo, durante el periodo 2003-2015, en la sede de Chihuahua del INECOL donde estoy adscrito actualmente, he tenido la oportunidad de realizar proyectos encaminados al estudio del funcionamiento hidrológico integral de cuencas (en colaboración con la UACH, el CIMAV, y el IPICYT), esencialmente estudiando las funciones ecosistémicas de algunos componentes de biomas de bosque de pino-encino, de pastizal y de matorral desértico micrófilo, abordando la variabilidad de los componentes y calidad del ciclo del agua en esos ambientes. Durante los últimos 10 años, como integrante del INECOL, he tenido la oportunidad de colaborar con otras instituciones nacionales e internacionales (CIBNOR, IPICYT, CIMAV, IRD-Francia, MSU-Missouri, IPEAC-Toulouse), periodo en el cual considero he logrado mi consolidación como investigador (Titular A, nivel I en el Sistema Nacional de Investigadores).

 

César Vicente Rojas Gómez

Técnico Académico Titular B 

Hace 25 años inicie en el INECOL

Egresado de la Universidad Veracruzana campus Córdoba como Licenciado en Biología, ingrese al INECOL el 1º de octubre de 1990 en el entonces Departamento de Biosistemática de Insectos, haciendo el servicio social, realicé mi tesis de licenciatura en la misma área, he colaborado en proyectos financiados por el CONACyT, CONABIO, SIGOLFO-CONACyT y Fondo Ambiental Veracruzano, además de ser ayudante de investigador por el SNI. Desde hace 18 años soy Técnico Académico. Actualmente laboro en la Red de Biodiversidad y Sistemática con el Dr. M.A. Morón. El trabajo que desarrollo es principalmente la base de datos TEMOLLIN de Coleoptera Lamellicornia depositados en la Colección Entomológica IEXA de la cual soy responsable de la captura y procesamiento de sus datos. Llevo a cabo colecta de material biológico en campo (insectos adultos e inmaduros), toma de fotografías que han servido para ilustrar todo tipo de publicaciones, también he digitalizado artículos, diapositivas y negativos que pertenecen a la hemeroteca del Dr. Morón. Soy autor-coautor en artículos, capítulos de libro, libros electrónicos, artículos de divulgación, informes técnicos, presentaciones en congresos/simposio/mesa redonda, folletos, además he impartido cursos sobre bases de datos en la BUAP; las asesorías y apoyo técnico que brindo me han sido reconocidos con agradecimientos en publicaciones, libros y tesis de grado y posgrado nacionales e internacionales. Actualmente colaboro en proyectos estratégicos con financiamiento del INECOL (Jilotepec I, II y III y Xico I), además de un proyecto con financiamiento externo del Fondo Ambiental Veracruzano en la localidad de Xico.

 

Octavio R. Rojas Soto

¿Qué es estar en el INECOL para mí? Esa pregunta la quiero contestar mediante una anécdota que viví casi desde mi ingreso, hace ya doce años. Caminaba por el centro de la ciudad en la mañana y debido a la hora, decidí tomar un taxi. Al pedirle al chofer que me llevara al INECOL, me dijo que no sabía dónde era, pero que le fuera yo diciendo por dónde. Al irnos acercando me dijo – ¡ah! usted va al jardín botánico– Sin querer entrar en explicaciones, sólo le dije que el INECOL era el encargado del jardín y que sus instalaciones estaban arriba, pero que no se veían. Al bajar del taxi seguí reflexionando sobre lo que acababa de decir y eso me llevó a pensar que efectivamente no se ve el INECOL, por más letreros y anuncios que se pongan sobre la carretera, las personas que integramos el instituto no nos vemos, pero estamos aquí, nos saludamos y convivimos, somos amigos, o al menos conocidos; y aunque cada uno piensa de una manera diferente, hace cosas diferentes y vamos para rumbos distintos, aquí estamos siendo el INECOL, aunque no nos vemos.

 

Juan Carlos Serio Silva

Antigüedad: enero de 2004 a la fecha 

La aspiración de algún día pertenecer a la plantilla de investigadores del INECOL siempre fue casi un sueño, especialmente por la admiración y respeto que se le profesa a tan destacadas mentes que deambulan por sus pasillos, y que gracias a su talento han cambiado la visión de la Ecología en el Mundo. Imaginar que ellos, a quienes les debo gran parte de mi formación como científico, serían en el futuro mis compañeros de trabajo era, por decir lo menos, como desear el paraíso. Es así, que al tener la fortuna de hacer realidad este sueño, simultáneamente se transformó en un gran compromiso que entre las paredes de sus edificios y laboratorios siempre se ha enmarcado en una atmosfera estimulante para contribuir académica y socialmente desde esta maravillosa Institución y al mismo tiempo tratar de engrandecer a nuestro país. El pertenecer a esta Institución ha sido además la posibilidad de acrecentar tu propia familia con brillantes colegas y amigos, donde puede haber intereses divergentes, a veces opiniones encontradas, pero siempre permanecemos unidos al tener como punto de similitud el ser tan poco convencionales como uno mismo, característica que ha sido crucial en momentos clave de la historia del INECOL. Los tiempos corren rápidamente y en los últimos años hemos crecido en infraestructura y quizás en prestigio con esfuerzo compartido de todos, sin embargo, el máximo orgullo que debemos tener proviene de los saludos francos, la sonrisa genuina y el abrazo sincero que cada día podemos obtener de nuestros amigos-colegas, estudiantes y colaboradores de todas las áreas de este mágico lugar. Es particularmente esa actitud la perfecta plataforma de despegue para los grandes logros que hacen sentir a este sitio como una extensión de nuestro hogar. Mil felicidades INECOL y que vengan muchísimos años más, donde se continúe el crecimiento afectivo y se priorice el lado humano para hacer ciencia de calidad, que es lo que hace solidas a las Instituciones!!

 

Vinicio Sosa

Para mí, el INECOL es mi segunda casa, tras tantos años de trabajar en este centro y estar involucrado en varios de sus logros, eventos, comisiones, cursos y festejos; y de ver madurar, consolidarse y jubilarse a varios colegas y amigos. Y qué decir de los que ya se han ido. También aquí he seguido y contribuido a la formación de varios estudiantes que ahora son investigadores o profesionales en otras instituciones. En mi caso pasó algo parecido, entré como licenciado en Biología en 1982 al INECOL con el puesto de ayudante de investigador A (la más baja categoría de aquel tiempo, ahora inexistente) y ya contratado completé una maestría y después un doctorado en el extranjero, para el que se me apoyó con un permiso. Por lo que el INECOL, ciertamente, ha contribuido a mi crecimiento académico. Siempre me he congratulado de pertenecer a este centro que se ha localizado en sitios hermosos, desde la tercera sección de Chapultepec en México, DF hasta Xalapa y Pátzcuaro. Y donde se respira una atmósfera de solidaridad y camaradería sin comprometer las diferencias de opinión. Además comparto su visión de cómo hacer ciencia básica y aplicada de calidad en relación a la biodiversidad y el uso inteligente de otros recursos naturales de México, así como el cuidado del ambiente. Como investigador del INECOL he tenido la oportunidad de viajar y conocer lugares naturales de gran belleza e interés científico así como ciudades y colegas de otros países que han enriquecido mi acervo cultural. Y me he divertido con sus eventos musicales, deportivos y de artes plásticas, en especial, aquellos organizados por los mismos investigadores o estudiantes. Larga vida al Instituto de Ecología.

 

Carolina Valdespino Quevedo

Tiempo de estar en el INECOL: 14 años 7 meses 

En el 2000 llegue a trabajar al departamento de Ecología Animal. Mi ingreso al instituto se asoció al apoyo del posgrado. Inicialmente colaborando con el curso de Biología de la Conservación y la formación de recursos humanos. He apoyado al posgrado con los cursos Ecología Animal, Biología de la Conservación y Ecología de Carnívoros. El departamento inicial se convirtió en la Red de Biología y Conservación de Vertebrados. Me interesa la ecofisiología reproductiva de vertebrados y las variables del ambiente que la afectan. En esta área he formado a 14 maestros que trabajan en diferentes instituciones a través del país con lo cual la semilla del INECOL se ha dispersado a otros sitios. Las colaboraciones en investigación han incluido universidades nacionales (Morelos, Campeche, Sonora, UAM) e internacionales (UIUC, UVM-Viena), e instituciones particulares (Africam Safari, Parque Flor del Bosque, Zoologico de Chapultepec y de Aragón, St. Louis Zoo).

 

Luis Alejandro Yáñez-Arancibia

Antigüedad 18 años

El INECOL no estaba en mis planes durante 1997. En aquel años me encontraba de sabático desarrollando un proyecto sobre manejo costero en América Latina para la University of Delaware USA, Center for the Study of Marine Policy. Al comenzar 1998 mis planes me llevarían a la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI-UNESCO, Paris) para desarrollar la agenda de Zona Costera de la COI. Pero entonces, surgió el contacto con el Director General del INECOL Dr. Sergio Guevara Sada, quién nos invitó –con mi esposa Dra. Patricia Sánchez-Gil- para incorporarnos al INECOL al área de ecología y manejo de recursos costero. Fue un cambio de agenda, de país, de institución, y de nuevos colegas y amigos. Mi trabajo en INECOL permitió re 

proyectar mi visión de la escala regional-internacional que me motiva, organizar diferentes cursos y talleres internacionales, y concentrarme en la publicación de libros con visión teórica / conceptual / metodológica global, mismos que se han publicado en USA, España, Inglaterra, Holanda, Francia y México. Los resultados proyectados desde el INECOL me distinguieron con tres premios internacionales significativos. En 2005 Louisiana State University, Coastal Ecology Institute LA USA, me otorgo la Cátedra Estuarine Ecology. En 2007 la Federación Internacional de Investigaciones Costeras y Estuarinas CERF-USA me otorgó en Premio William A. Niering de investigación y docencia en ecosistemas costero. En 2010 la University of East Carolina, NC USA Institute for Coastal Science and Policy, me otorgó la Cátedra Thomas W. Rivers Distinguished Professorship in International Affairs. ¡ Gracias al INECOL !

 

 

Proyecto UC – Mexus

Proyecto UC – Mexus 

Coordinación de actividades de investigación y comunicación para combatir la marchitez por Fusarium y el escarabajo polífago barrenador, un complejo ambrosial emergente. 

Leer más...

Ganadería La Luna

La sustentabilidad es un concepto de cómo proveer los mejores beneficios para el ser humano y para el medio ambiente, tanto en el presente como en el futuro. Este objetivo sólo se [ ... ]

Leer más...
Project Extension Campus III

Project Extension Campus III What is the Institute of Ecology A.C.?

The Institute of Ecology AC (INECOL) is one of 27 Public Research Centers run by the Mexican Council of Science and Technology (CONACYT). [ ... ]

Leer más...
Cloud Forest Sanctuary:  An urban forest for Xalapa and its people

Cloud Forest Sanctuary An urban forest for Xalapa and its people

What is the Cloud Forest Sanctuary?

 The Cloud Forest Sanctuary is a very unique remnant of native forest located next to the Clavijero [ ... ]

Leer más...
Cafe in Red

Café in Red

Sistema de coordinación, sinergia y concurrencia entre las instituciones académicas, asociaciones civiles, sector privado y gubernamental, bajo un modelo de investigación, desarrollo [ ... ]

Leer más...
Conferencia Iberoamericana de Reservas de Biosfera

Conferencia Iberoamericana de Reservas de Biosfera

La Red IberoMaB formada por los comités MaB de 24 países y los gestores de 154 reservas de biosfera de Iberoamérica y el Caribe, decidieron elaborar [ ... ]

Leer más...
Programa para El Hombre y la Biosfera

Programa para El Hombre y la Biosfera MaB México Comisión Mexicana de Cooperación con la UNESCO CONALMEX

En un contexto de tensiones de la Guerra Fría, la Revolución Cultural en China y la edificación [ ... ]

Leer más...
Proyecto santuario bosque de niebla

Santuario del Bosque de Niebla Un bosque urbano para la ciudad de Xalapa

¿Qué es el Santuario del Bosque de Niebla?

El Santuario del Bosque de Niebla del Jardín Botánico Francisco Javier Clavijero [ ... ]

Leer más...
Otros artículos
Biocomunicación: cómo se comunican los organismos en la naturaleza

Biocomunicación: cómo se comunican los organismos en la naturaleza José G. García-Franco y Armando Aguirre Jaimes

Artículo publicado en el Portal Comunicación Veracruzana el día 24 de febrero [ ... ]

Leer más...
Cucarachones de agua

Cucarachones de agua Daniel Reynoso-Velasco y Rodolfo Novelo-Gutiérrez

e dan a conocer algunas generalidades del grupo de las chinches acuáticas de la familia Belostomatidae, las cuales incluyen aspectos [ ... ]

Leer más...
Fauna, calendarios y relojes

Fauna, calendarios y relojes Felipe A. Toro-Cardona y Octavio Rojas-Soto 

Artículo publicado en el Portal Comunicación Veracruzana el día 23 de febrero 2021

El tiempo es uno de los conceptos más [ ... ]

Leer más...
El maíz nativo: conservación de su diversidad y disfrutar su sabor

El maíz nativo: conservación de su diversidad y disfrutar su sabor Zorba Josué Hernández Estrada, Rosa María González Amaro, Armando Contreras Hernández

Investigadores del Instituto de Ecología, [ ... ]

Leer más...
¿Podemos restaurar los ecosistemas y paisajes?

¿Podemos restaurar los ecosistemas y paisajes? Fabiola López Barrera 

Artículo publicado en el Portal Comunicación Veracruzana el día 22 de febrero 2021

Las actividades humanas ocasionan la destrucción [ ... ]

Leer más...
La historia del Tsurumpitpit: un canto de identidad

La historia del Tsurumpitpit: un canto de identidad Adriana Sandoval Comte y Juan Manuel Díaz García

En comunidades totonacas de la Sierra Norte de Puebla, el canto del Tsurumpitpit [onomatopeya totonaca] [ ... ]

Leer más...
Gérridos: insectos patinadores del agua

Gérridos: insectos patinadores del agua Daniel Reynoso-Velasco y Rodolfo Novelo-Gutiérrez

Artículo publicado en el Portal Comunicación Veracruzana el día 18 de febrero 2021

Los gérridos o chinches [ ... ]

Leer más...
El CURP en la conservación

El CURP en la conservación Luis M García Feria y Alejandro Espinosa de los Monteros

Con base en estudios de diversidad genética se propone una clave de registro de identidad y origen geográfico para [ ... ]

Leer más...
Algunos usos de Pycnoporus sanguineus

Algunos usos de Pycnoporus sanguineus Florencia Ramírez-Guillén y Enrique Alarcón Gutiérrez

Artículo publicado en el Portal Comunicación Veracruzana el día 17 de febrero 2021

Es un hongo muy [ ... ]

Leer más...
¿Cómo sudan las plantas?

¿Cómo sudan las plantas? Klaus Mehltreter

Durante el día, las plantas pierden mucha agua en forma de vapor porque sus hojas tienen que abrir sus poros para absorber dióxido de carbono y liberar oxígeno. [ ... ]

Leer más...
Restos de una vida sorprendente

Restos de una vida sorprendente Karina M. Grajales Tam

Artículo publicado en el Portal Comunicación Veracruzana el día 16 de febrero 2021

Pocos sitios son tan sorprendentes como los desiertos, casi [ ... ]

Leer más...
Las Matrioskas y sus microorganismos

Las Matrioskas y sus microorganismos Palabras clave: Gyrodactylus, microorganismos, acuicultura

Los Gyrodactylus son unos gusanos planos muy pequeños asociados a la piel y aletas de los peces, Estos [ ... ]

Leer más...
Celacanto: volviendo de la extinción

Celacanto: volviendo de la extinción Alberto Rísquez Valdepeña

 

Artículo publicado en el Portal Comunicación Veracruzana el día 15 de febrero 2021

¿Fósil viviente? ¿eslabón perdido?

Los Celacantos, [ ... ]

Leer más...
Sensores para medir el nivel del agua dentro del suelo

Sensores para medir el nivel del agua dentro del suelo Eduardo Sainz Hernández, Ana Laura Lara Domínguez, Ángel Zaragoza Méndez, Arlene Ibarra Villanueva, Moisés Rivera Rodríguez, Mauricio Hernández [ ... ]

Leer más...
Los anfibios: animales con cualidades sorprendentes y útiles para la humanidad

Los anfibios: animales con cualidades sorprendentes y útiles para la humanidad Eduardo O. Pineda Arredondo

 

Artículo publicado en el Portal Comunicación Veracruzana el día 12 de febrero 2021

Los [ ... ]

Leer más...
Ácidos nucleicos: ¿Por qué el uracilo no está presente en el ADN?

Ácidos nucleicos: ¿Por qué el uracilo no está presente en el ADN? Bertha Pérez Hernández y Tobías Portillo Bobadilla

El ADN y el ARN son macromoléculas que están presentes en todos los seres [ ... ]

Leer más...
Biodiversidad en montañas: hormigas del cofre de Perote

Biodiversidad en montañas: hormigas del cofre de Perote Gibran R. Pérez-Toledo y Jorge E. Valenzuela-González

Artículo publicado en el Portal Comunicación Veracruzana el día 10 de febrero 2021

Por [ ... ]

Leer más...
Conservando a Magnolia shiedeana a partir de al diversidad en sus genes

Conservando a Magnolia shiedeana a partir de al diversidad en sus genes Marisol Zurita y Yessica Rico

La diversidad genética es la base para la evolución de las especies, lo que hace posible que se [ ... ]

Leer más...
Corredores ribereños que conservan la biodiversidad

Corredores ribereños que conservan la biodiversidad Vinicio Sosa Fernández y Omar Hernández Dávila

Los corredores ribereños son franjas boscosas que crecen a lo largo de arroyos y ríos y son importantes [ ... ]

Leer más...
Azul, el color del primer libro fotográfico

Azul, el color del primer libro fotográfico Alexandro G. Alonso Sánchez y Greta H. Rosas Saito

El azul es un color inusual, a pesar de que lo vemos en el cielo y en el mar es raro encontrar minerales [ ... ]

Leer más...
¿Cómo vive el venado bura en el desierto?

¿Cómo vive el venado bura en el desierto? Sonia Gallina

En este articulo tratamos de explicar el comportamiento del venado bura que ha desarrollado para enfrentarse a las condiciones adversas de las [ ... ]

Leer más...
El camino a la ciencia en México

El camino a la ciencia en México Francisco Mendoza Fernández

“Todos quienes formamos parte de la sociedad podemos contribuir en algún eslabón de la cadena de valor integrado a la investigación [ ... ]

Leer más...
Plantas vs. fitopatógenos

Plantas vs. fitopatógenos Jorge A. Tzec-Interian, Randy Ortiz-Castro                    

Las plantas son organismos sésiles que se encuentran en constante interacción con una gran variedad [ ... ]

Leer más...
Dioon edule en el Farallón

Dioon edule en el Farallón Jorge González-Astorga

Dioon edule Lindl. (Zamiaceae) es una cícada que se distribuye a lo largo de la vertiente del Golfo de México, en Veracruz, Querétaro, Hidalgo, San [ ... ]

Leer más...
Turismo de naturaleza en reservas naturales

Turismo de naturaleza en reservas naturales Issac Flores Romero, Concepción López-Téllez y Salvador Mandujano

Dada la gran diversidad biológica y cultural, así como la amplia tradición del país [ ... ]

Leer más...
Parecidos, pero no iguales

Parecidos, pero no iguales Guillermo López Escalera Argueta y Aldayr García Ballescano

En el mundo existe una gran variedad de formas de vida, va desde microorganismos, hongos, plantas, animales, su [ ... ]

Leer más...
Los manglares del Estero Jácome, un sitio Ramsar que tenemos que conservar

Los manglares del Estero Jácome, un sitio Ramsar que tenemos que conservar Ma. Del Carmen Martínez García, Ana Laura Lara Domínguez

En el norte de Veracruz se ubica el Sitio Ramsar 1602 Manglares [ ... ]

Leer más...
La Reserva de Biosfera Islas Golfo de California deja la Red Mundial de Reservas de la Biosfera de MAB-UNESCO

La Reserva de Biosfera Islas Golfo de California deja la Red Mundial de Reservas de la Biosfera de MAB-UNESCO Sergio Guevara

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, CONANP-SEMARNAT y el [ ... ]

Leer más...
Humedales de Xalapa: tesoro desconocido

Humedales de Xalapa: tesoro desconocido Elizabeth Hernández

La ciudad de Xalapa, cuyo nombre en lengua náhuatl significa manantial en la arena, posee importantes áreas de humedales. Estos ecosistemas [ ... ]

Leer más...
Colibrí tijereta mexicano

Colibrí tijereta mexicano (Doricha eliza) Fernando González-García, Juan Francisco Ornelas y Diego Santiago Alarcón

El Colibrí Tijereta Mexicano es endémico a México, globalmente “casi amenazado” [ ... ]

Leer más...
Los colibríes se van ‘pal norte’

Los colibríes se van ‘pal norte’ Antonio Acini Vásquez-Aguilar y Juan Francisco Ornelas

La expansión y los cambios en los rangos de distribución han ocurrido a lo largo de la historia evolutiva [ ... ]

Leer más...
Dos moscas invasoras amenazan la producción de higo en Veracruz

Dos moscas invasoras amenazan la producción de higo en Veracruz Rafael Ortega y Rodrigo Lasa

Las especies invasoras de insectos son un gran problema ambiental con el que actualmente tienen que lidiar [ ... ]

Leer más...
La carrera por una vacuna esperanzadora

La carrera por una vacuna esperanzadora Sergio Albino Miranda y Diego Santiago Alarcón

Las vacunas han reducido la incidencia de enfermedades que, hasta hace algunos años, significaban un problema [ ... ]

Leer más...
Nixtamal: tradición y nutrición

Nixtamal: tradición y nutrición Rosa María González Amaro

La nixtamalización es un proceso tradicional que consiste en una cocción alcalina del grano de maíz, reposo, enjuagar y moler. El proceso [ ... ]

Leer más...
Las algas y su importancia como indicadoras ecológicas en lagos volcánicos tropicales

Las algas y su importancia como indicadoras ecológicas en lagos volcánicos tropicales Gabriela Vázquez

Las algas son un grupo de organismos muy diverso que viven en sistemas acuáticos como los ríos, [ ... ]

Leer más...
La resistencia de los espacios públicos en la nueva ciudad

La resistencia de los espacios públicos en la nueva ciudad Griselda Benítez Badillo, Leobardo Chávez Alaffita y Mauricio Hernández Bonilla

El 31 de octubre se celebra el Día Mundial de las Ciudades, [ ... ]

Leer más...
La vida en la costa: entendiendo a la naturaleza para protegernos

La vida en la costa: entendiendo a la naturaleza para protegernos Debora Lithgow y Valeria Chávez

Vivir cerca de la costa siempre ha tenido pros y contras. Dentro de los pros, además de un buen bronceado [ ... ]

Leer más...
Hongos comestibles de México: alimentos silvestres de gran calidad

Hongos comestibles de México: alimentos silvestres de gran calidad Enrique César, Leticia Montoya, Víctor M. Bandala

Mirando en retrospectiva sobre la alimentación humana, la historia nos informa [ ... ]

Leer más...
Los amantes de la arena

Los amantes de la arena Ma. Luisa Martínez

A muchas personas les gusta la arena. Sin duda, caminar por una playa arenosa y recrearse con las hermosas vistas del mar, son actividades placenteras para [ ... ]

Leer más...
Flor del día de muertos, hechos, ornato y sus misticisismos

Flor del día de muertos, hechos, ornato y sus misticisismos

Arith Pérez-Orozco y Sonia Galicia

La flor del día de muertos,flor de cempasúchil o cempoalxóchitl en la lengua náhuatl en la que [ ... ]

Leer más...
La garza ganadera y su historia en América

La garza ganadera y su historia en América Carlos Daniel Trinidad Domínguez y Claudio Mota Vargas

La garza ganadera (Bubulcus ibis) es una de las especies invasoras más representativas dentro del [ ... ]

Leer más...
La lamprea, auténtico chupasangre

La lamprea, auténtico chupasangre Alberto Rísquez Valdepeña

Los peces se clasifican en tres clases, las dos principales son los osteíctios (peces óseos) y los condríctios (peces cartilaginosos); [ ... ]

Leer más...
Una nueva mirada a la hibridación en árboles de copal

Una nueva mirada a la hibridación en árboles de copal Yessica Rico y Jesús Eduardo Quintero Melecio

Los copales son árboles utilizados para la extracción de resinas aromáticas en la elaboración [ ... ]

Leer más...
¿Tienen personalidad los insectos?

¿Tienen personalidad los insectos? Andrea Birke y Martín Aluja

Cuando hablamos de personalidad, invariablemente lo vinculamos con organismos con capacidades cognitivas mayores, principalmente con los [ ... ]

Leer más...
Dioon edule Lindl. en Monte Oscuro, Veracruz

Dioon edule Lindl. en Monte Oscuro, Veracruz Jorge González-Astorga

Monte Oscuro es un lugar que alberga una población de Dioon edule, es una selva baja caducifolia con vegetación secundaria. En [ ... ]

Leer más...
El gusano cogollero del maíz, una plaga que viaja por el mundo

El gusano cogollero del maíz, una plaga que viaja por el mundo Lorena Hernández y Trevor Williams

El gusano cogollero Spodoptera frugiperda es una de las principales plagas que ataca al maíz en el [ ... ]

Leer más...
Moscas de las flores y su contribución al control de pulgones

Moscas de las flores y su contribución al control de pulgones Rodrigo Lasa

Las moscas de las flores (Diptera: Syrphidae), comúnmente llamados sírfidos, es un grupo de moscas coloridas de pequeño y [ ... ]

Leer más...
Organismos diminutos mitigando el calentamiento global

Organismos diminutos mitigando el calentamiento global María Elizabeth Hernández Alarcón

El metano es un potente gas de efecto invernadero que de manera natural se produce en los humedales. Las bacterias [ ... ]

Leer más...
La besucona: polizón de islas

La besucona: polizón de islas Noemí Matías-Ferrer y Juan Esteban Martínez Gómez

Las especies invasoras son la segunda causa de riesgo para la biodiversidad y la primera causa de extinción en especies [ ... ]

Leer más...
Los lagos volcánicos y el cambio climático

Los lagos volcánicos y el cambio climático Gabriela Vázquez y Margarita Caballero

En la actualidad, los ecosistemas acuáticos de agua dulce como los lagos están sometidos a fuertes perturbaciones [ ... ]

Leer más...
Las princesas de la naturaleza: las palmas

Las princesas de la naturaleza: las palmas Víctor E. Luna Monterrojo

A las palmas se les conoce como “las princesas de la naturaleza”, esto puede ser por su porte elegante y porque tienen una corona [ ... ]

Leer más...
Restauración de manglares: ¡a combinar ecología con ingeniería ambiental!

Restauración de manglares: ¡a combinar ecología con ingeniería ambiental! Ángel Francisco Zaragoza Méndez, Ana Laura Lara Domínguez, Jorge López-Portillo, Arlene Ibarra Villanueva, Moisés Rivera [ ... ]

Leer más...
Libélulas: insectos primitivos que han subsistido exitosamente hasta nuestros días

Libélulas: insectos primitivos que han subsistido exitosamente hasta nuestros días  José Antonio Gómez Anaya y Rodolfo Novelo Gutiérrez

Las libélulas o caballitos del diablo constituyen el Orden [ ... ]

Leer más...
Mirando al Bosque de Niebla: Fotografía participativa desde la Meta 19

Mirando al Bosque de Niebla: Fotografía participativa desde la Meta 19 Ma. del Socorro Aguilar Cucurachi, Carmen Maganda, Miguel Hidalgo, Anaid Lobato, Carolina Carvajal

iGAMMA, la Meta 19, las metodologías [ ... ]

Leer más...
Las milpas y los árboles

Las milpas y los árboles Juan Pablo Torres Zambrano, Armando Contreras Hernández y Rosa María González Amaro

Las milpas son el sistema de cultivo que intercala productos como el maíz, frijol, [ ... ]

Leer más...
Días de muertos: celebración vegetal

Días de muertos: celebración vegetal Orlik Gómez García

No existen otras celebraciones que resalten los colores, sabores, olores, texturas y significados de las plantas como los Días de Muertos. [ ... ]

Leer más...
El escarabajo arlequín

El escarabajo arlequín Roberto Arce Pérez y Rodolfo Novelo Gutiérrez

El Arlequín es uno de los escarabajos más bellos de América, su nombre científico es Acrocinus longimanus, llamado así por [ ... ]

Leer más...
CONACYT ha reconocido los programas de Posgrado del INECOL en el nivel de Competencia Internacional

CONACYT ha reconocido los programas de Posgrado del INECOL en el nivel de Competencia Internacional Mónica Enríquez

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, dentro de su política pública contempla [ ... ]

Leer más...
Áreas verdes urbanas: más allá del bienestar humano

Áreas verdes urbanas: más allá del bienestar humano Issaac Teodosio, Ian MacGregor-Fors y Wesley Dáttilo

La expansión de la frontera urbana es unos de los principales retos al que se enfrentan los [ ... ]

Leer más...
La taxonomía de Linneo: el bolo de nuestro padrino de bautizo

La taxonomía de Linneo: el bolo de nuestro padrino de bautizo Andrea Farías Escalera

Para bien o para mal, todos somos expertos en clasificar cosas materiales que van desde libros, prendas de ropa, [ ... ]

Leer más...
Nanopartículas de óxido de hierro; nueva generación de fertilizantes

Nanopartículas de óxido de hierro; nueva generación de fertilizantes Erick Daniel Aguilar Vela y Nicolaza Pariona Mendoza

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, [ ... ]

Leer más...
¿Pueden los bosques ser invisibles?

¿Pueden los bosques ser invisibles? Juan Carlos López-Acosta y Maite Lascurain

Un objeto, sitio, animal o persona puede ser invisible de varias maneras: imperceptible para los sentidos, como lo logra [ ... ]

Leer más...
La producción de inóculo para el cultivo de hongos comestibles en México

La producción de inóculo para el cultivo de hongos comestibles en México Carlos Ortega, Yamel Perea y Gerardo Mata

El inóculo es la base para el cultivo de hongos comestibles, mismo que debe ser preparado [ ... ]

Leer más...
De perros, parvovirus y fauna silvestre

De perros, parvovirus y fauna silvestre Antonio Acini Vásquez-Aguilar & Dolores Hernández-Rodríguez

Los perros domésticos (Canis lupus familiaris), han acompañado a la humanidad desde hace miles [ ... ]

Leer más...
El poder de la caca

El poder de la caca Daniela Alicia Torres Anaya y Juan Carlos Serio Silva 

La materia fecal, también conocida como caca, es mucho más que el producto final de la digestión. Por si no lo habían pensado, [ ... ]

Leer más...
Orografía celular

Orografía celular Alexandro G. Alonso-Sánchez, Greta H. Rosas-Saito, Ofelia Ferrera-Rodríguez, Randy Ortiz-Castro

La Tierra desde la Luna parece una “esfera lisa” de color azul, verde y marrón, [ ... ]

Leer más...
La química en la rosca de reyes

La química en la rosca de reyes Daniela Cela Cadena y Ariadna Martínez Virués

¿Alguna vez te has preguntado si la química está en todos lados? pues la deliciosa Rosca de Reyes no es la excepción. [ ... ]

Leer más...
Un Jardín Etnobiológico para el Jardín Botánico Francisco Javier Clavijero

Un Jardín Etnobiológico para el Jardín Botánico Francisco Javier Clavijero Eva Piedra Malagón, Milton H. Díaz-Toribio

Seguramente has probado un tamal ranchero de Xalapa, unos frijoles con xonequí [ ... ]

Leer más...
Botrytis en bayas

Botrytis en bayas Edith Garay Serrano, Samuel Cruz Esteban, Jazmín Cortés Martínez

El moho gris es causado por hongos del género Botrytis, en particular B. cinerea y afecta cientos de plantas a nivel [ ... ]

Leer más...
Día Internacional de la Cultura Científica: reflexiones con la mente y acciones con el corazón

Día Internacional de la Cultura Científica: reflexiones con la mente y acciones con el corazón Juan Carlos Serio Silva

Recientemente se conmemoró “El Día Internacional de la Cultura Científica”, [ ... ]

Leer más...
Mosquitos, ¡gracias por el chocolate!

Mosquitos, ¡gracias por el chocolate! Paola A. González Vanegas y Carlos A. Cultid-Medina

Las abejas, los colibríes y los murciélagos son reconocidos de forma cotidiana como polinizadores. Sin embargo, [ ... ]

Leer más...
COVID 19 en Xalapa: ¿Qué nos dicen los contagios?

COVID 19 en Xalapa: ¿Qué nos dicen los contagios? Carlos Fragoso y Patricia Rojas

Hace un par de semanas estuvieron circulando en redes sociales mensajes e infografías indicando que: i) Xalapa se encontraba [ ... ]

Leer más...
Complementariedad de agentes de control biológico: el caso de las moscas de la fruta

Complementariedad de agentes de control biológico: el caso de las moscas de la fruta Ehdibaldo Presa Parra, Francisco Hernández Rosas y Andrea Birke

Palabras clave: moscas de la fruta, competencia, [ ... ]

Leer más...
Nanopartículas: una alternativa contra hongos fitopatógenos

Nanopartículas: una alternativa contra hongos fitopatógenos Luis A. Hermida-Montero y Nicolaza Pariona Mendoza

Las enfermedades fitopatógenas (enfermedades de las plantas) causan pérdidas económicas [ ... ]

Leer más...
Enanos y gigantes de Pátzcuaro, Michoacán

Enanos y gigantes de Pátzcuaro, Michoacán Karina M. Grajales Tam, Alicia Acosta Muñoz, Jessica Quirino Camilo y Marie-Stéphanie Samain

Los árboles y arbustos que se encuentran en el centro de la [ ... ]

Leer más...
El contenido de agua en el suelo: su importancia

El contenido de agua en el suelo: su importancia Adolfo Campos Cascaredo

El suelo y el agua son dos recursos cruciales que directa o indirectamente afectan nuestras actividades cotidianas. El suelo es [ ... ]

Leer más...
La química como herramienta para el control de plagas

La química como herramienta para el control de plagas José Luis Olivares Romero, Magdalena Escobar Oliva, Israel Bonilla Landa

Los insectos producen "señales químicas" para comunicarse como las feromonas [ ... ]

Leer más...
Relaciones amistosas entre hongos y plantas

Relaciones amistosas entre hongos y plantas Gabriela Heredia, Marcela Gamboa Angulo, Tania Raymundo, Yenitze García-Martínez, Uriel Gallardo Valencia

De la misma forma que los animales, los hongos para [ ... ]

Leer más...
No hace falta vivir mucho para envejecer

No hace falta vivir mucho para envejecer Daniel González Tokman, Carla Gutiérrez Rodríguez, Oscar Ríos Cárdenas, Rosa Ana Sánchez Guillén

El envejecimiento es inevitable. Es el deterioro acumulado [ ... ]

Leer más...
El meliponario del Jardín Botánico: un reflejo de la riqueza biocultural de Veracruz

El meliponario del Jardín Botánico: un reflejo de la riqueza biocultural de Veracruz Claudia Gallardo Hernández, J. Estrella Chévez Martin del Campo, Fortunato Ruiz de la Merced, Ricardo Quiroz Reyes [ ... ]

Leer más...
Otros artículos